DIARIO RAID II MAROC CHALLENGE 2019 – STAGE 3 to 6

La Maroc Challenge llegó a su etapa tercera en Zagora para dirigirse a Erfoud. Tal y como contamos en el diario anterior, llegamos al briefing directamente sin dormir tras haber pasado la noche repasando el coche en el box del Garage Iriki. Otro elemento a tener en cuenta es que nos dirigimos al camping a las 5.30 de la mañana y nadie nos abrió la puerta, por lo que tuvimos que esperar a que salieran los primeros participantes para poder acceder a recoger la tienda (es habitual que los alojamientos marroquñíes no cuenten con servicio nocturno).

En el briefing tuvimos que concentrarnos en recolocar el equipamiento, ya que es fundamental que el mismo no se desplace durante las “movidas” etapas del raid. También es importante pensar en la distribución del peso dentro del vehículo, ya que, aunque no lo parezca, puede influir mucho en el comportamiento del mismo.

La etapa 3 se planteó con mucha calma para ir testando las reparaciones realizadas en el vehículo. Nuestra relación con el Two Nav (el programa empleado para la navegación) sigue resultando difícil y seguimos avanzando en entender una aplicación, a priori, sencilla pero con pequeños trucos que se adquieren con la práctica. Finalmente se planteó como una etapa muy correcta y atendiendo a los criterios de regularidad necesarios para ganar esta competición. De esta forma nos situamos terceros en la calificación del día.

Erfoud es un lugar conocido que se caracteriza por una amplia oferta de talleres y artesanos de todo tipo. Aprovechando esta circunstancia, y teniendo en cuenta una larga experiencia negativa con los mecánicos locales, nos dirigimos a un herrero. Se trataba de reforzar las soldaduras realizadas el día anterior por los mecánicos. El joven herrero situado en la entrada norte de la ciudad demostró una gran profesionalidad: buen trabajo, rápido y a precio adecuado.

Poder reforzar parte de las soldaduras nos dejó más tranquilos para la etapa posterior. El punto de encuentro fue el Camping Karla, un lugar conocido al ser uno de los primeros campings de esta zona, fundando por una española hace ya más de una década.

La cuarta etapa se planteó, de nuevo, con un trayecto circular empezando y terminando en Erfoud. Mucha arena y dunas. La incidencia se produjo otra vez en uno de los amortiguadores. Con tan sólo unos cien kilómetros de recorrido, el soporte del amortiguador izquierdo volvió a salirse, por lo que, una vez más, hubo que adecuar la velocidad y la gestión del vehículo a este inconveniente. Además de este problema, el fallo de uno de los dos gps que se emplearon nos dejó con una única pantalla y generó una confusión que nos llevó durante 20 minutos por el track de la categoría raid. El error supuso una importante penalización pero, todo sea dicho, nos permitió recorrer las enormes dunas e Erfoud durante un buen tramo. En esta etapa pudimos comprobar el buen ajuste y comodidad de nuestras gafas de moto Ariete, que hemos incorporado a esta aventura al emplear el Jeep como si fuera un buggy. La gafas nos ayudaron mucho en las etapas de fes-fes.

Con el puesto 24 en esta etapa, resultaba claro que la clasificación general no iba a variar mucho. Se volvió a Erfoud con la intención clara de revisar y modificar la colocación de los amortiguadores para frenar de una vez los problemas que estos estaban provocando. De nuevo el herrero de la localidad, con indicaciones muy claras por nuestra parte, demostró ser una buena apuesta. Ampliamos el recorrido de comprensión de los amortiguadores, algo muy necesario en las pistas de Marruecos. En este punto debemos agradecer a Iván, de 421 Garage, por su trabajo previo en el Jeep CJ7 que evitó que los problemas del vehículo fueran mayores consiguiendo que, todas las ideas de 5Special fueran aplicadas a la preparación del Jeep.

Llegamos así a la quinta etapa con el Jeep CJ7 preparado. El tramo de Erfoud a Mengoud, en pleno desierto, resulto muy tranquilo y fue gestionado con arreglo a la regularidad necesaria. Una tercera plaza en el etapa que celebramos en el Bivouac a pesar de una importante tormenta de arena y una notable bajada de las temperaturas.

La mañana siguiente supuso la salida de la etapa final en dirección a la costa del mediterráneo, donde descubrimos que la localización del gps a través del Stella puede suponer un inconveniente ya que el control requiere el paso exacto sobre el waypoint. De esta forma, aunque los tiempos nos habrían situado en tercera posición, la penalización por la falta de un waypoint nos colocó en la 22. Finalmente en la clasificación general 5Special obtiene el puesto 16 de su categoría. Tenemos que hacer una mención especial al hecho de que los neumáticos se BF Goodrich KM03 se comportaron espectacularmente, a pesar de no ser los más adecuados para la arena, siendo mejor en configuración AT para este tipo de terreno.

El sábado por la mañana las playas de Saidïa acogieron la ceremonia de entrega de premios y dieron la oportunidad de realizar un trayecto por la playa que nos recordó los finales del Dakar en el Lago Rosa. Una buena forma de poner el cierre a esta Maroc Challenge.

Desde 5Special queremos agradecer a toda la gente que hace posible ese proyecto, tanto la organización, en especial al “briefing man” Rui, y a su gran equipo. También a todos los participantes que son los que hacen grande este raid, con su compañerismo y sus vehículos especiales.

LOS TALLERES EN MARRUECOS

Realizar off-road en Marruecos, bien sea en moto, en TT o en otros vehículos, supone una dura prueba a pesar de las preparaciones. Las pistas marroquíes implican muchas vibraciones que hacen sufrir toda la estructura del coche o moto y las altas temperaturas suponen una prueba para la mayoría de los sistemas. Es muy habitual que sea necesario realizar reparaciones, y es aquí donde viene el problema. En los últimos años la amabilidad y disponibilidad habitual en los talleres de las zonas de las dunas se ha visto cuanto menos reducida. Muchos de los participantes recuerdan la profesionalidad de Mohamed “El gordito” que se encargaba de recoger los coches a la llegada de la etapa y entregarlos a punto a la mañana siguiente.

Actualmente, si no tenemos idea de mecánica, tendremos que confiar en los talleres aconsejados por la organización (en caso de pruebas reguladas) pero vigilando en todo momento la reparación. En caso de realizar el viaje por nuestra cuenta y no contar con referencias, resulta crucial negociar el precio de forma previa. Tanto es así que lo aconsejable es que este quede escrito (veremos muchos coches con números pintados sobre el polvo de la carrocería) y concretar también el plazo de entrega del trabajo, ya que podéis encontraros que, al caer la noche, los mecánicos pueden negarse a trabajar en él, haciéndoos volver la día siguiente.

Debéis tener en cuenta que en la mayoría de talleres no se cuenta con el material adecuado por lo que si podéis llevar unos mínimos, resulta muy útil. Esto es especialmente importante en lo referido a los repuestos, ya que los mecánicos y las tiendas que los venden piden precios abusivos que resultan altos incluso negociando con ellos. Marruecos ha cambiado mucho y encontraréis que, como turistas, van a intentar haceros gastar dinero.

Por nuestra parte, hemos colocado nuestra pegatina de 5Special en la entrada de los sitios que hemos testado, no es una garantía, pero nos ha ido bien en ellos. Sea como sea, insistimos en que concertéis muy claramente lo qué van a hacer, por cuánto y en qué tiempo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *